Ventajas de tener una agenda laboral

Compartir:

Desde siempre, me ha gustado anotar cosas. Sí, en papel, como si no existieran móviles inteligentes y laptops hoy en día.

En el armario todavía encontrarás mis anotaciones de cuando estudiaba primer año de secundaria.

Y así ha sido hasta el día de hoy. Voy con mi libretita para arriba y para abajo, anotando cosas que surgen en el momento, pero, además, anotando el orden en que necesito hacer cada cosa, cada día.

Al igual que puedes hacer tú, si quieres.

Ahora te cuento las ventajas de tener esta agendita laboral.

¿Por qué tener una agenda laboral?

O un calendario, sirve igual.

Lo primero que debes saber es que te vendrá de maravilla para agendar cada una de las tareas que debas hacer. Incluso las que no tienen que ver con trabajo (estudiar, hacer ejercicio, preparar almuerzo y hasta dormir).

En segundo lugar, porque te sirve para anotar cualquier cosa que surja de repente.

“Las cosas brillantes siempre salen de repente” – Gustavo Cerati

De esa manera evitarás pasarlo por alto y arriesgarte a olvidarlo. Recuerda que cada idea vale 1 millón de dólares. Pero no te los pagarán hasta que no las ejecutes al 100%.

Ahora que sabes por qué deberías tener esta agenda laboral, te contaré cuáles utilizo.

Herramientas para hacer tu calendario o agenda laboral

#1 – Google Calendar

Del imperio Google.

Me gusta porque es imposible que la pierdas. Funciona con un correo de Gmail, y sincroniza un montón de cosas, desde días festivos en tu país, días bancarios y hasta el cumpleaños de tus amigos de Facebook.

Puedes usarlo en cualquier dispositivo, y eso es una ventaja, ya que favorece la movilidad.

#2 – Trello

Trello es una herramienta organizativa “nivel Dios”. Sin embargo, tiene un calendario integrado que se sincroniza con las tareas que debas hacer.

Uso Trello desde hace rato, y me ha ido de maravilla. En esas ocasiones donde hay que gestionar hasta 5 clientes a la vez, compaginar tu vida personal con la laboral, y todo ese meollo: Trello es todo lo que necesitas.

#3 – Una libretita y un bolígrafo

Sí amigo mío. Sin trucos.

Esta es mi favorita, y me verás como pastor evangélico de arriba a abajo con una libreta bajo el brazo.

Y el bolígrafo en el bolsillo del pantalón.

Así evitamos matarnos de estrés, de tensión, de perder el tiempo o procrastinar, y nos ocupamos de lo que debemos. De lo que verdad nos importa.

¿Tú qué recursos utilizas para no enloquecer diariamente?

Lo que deberías leer:

Compartir:

Deja un comentario